Alvaro Montero con Tolima vencio 2-0 al Wilstermann y clasifico a la Copa Sudamericana

Deportes Tolima logró la clasificación a la Copa Suramericana como tercero del grupo G de la Libertadores, al derrotar este jueves 0-2 a Jorge Wilstermann, de Bolivia, en Cochabamba.

Marco Pérez, a los 18 minutos, puso en ventaja al Tolima, tras una asistencia de Rafael Carrascal. Álex Castro, por su parte, marcó un golazo, en una jugada individual en la que eludió a dos zagueros y al arquero Arnaldo Giménez para conseguir el 0-2, a los 17 de la segunda etapa.

Tolima necesitaba ganar por goleada y esperar una derrota de Boca Juniors frente a Athlético Paranaense para mantenerse en la Copa Libertadores, pero el juego en La Bombonera lo ganaron los argentinos 2-1, con un tanto de Carlos Tévez a los 90+5.

Colombia quedó sin representantes en los octavos de final de la Libertadores por segunda vez en tres años. En cambio, en la segunda fase de la Suramericana habrá cinco clubes colombianos, tres que venían de la primera fase (Deportivo Cali, Equidad y Rionegro Águilas) y dos que llegan de la Libertadores (Nacional y Tolima).

Tolima comenzó el partido decidido a hacer daño a su rival con al menos tres ocasiones en los primeros cinco minutos que sus delanteros no pudieron concretar.

Tras algunos intentos infructuosos del Wilstermann por tomar las riendas del partido, un contragolpe letal del Tolima finalizó con una sutil definición de Pérez que a la salida del portero paraguayo Arnaldo Giménez que abrió el marcador en el minuto 17.

Después del gol, la escuadra colombiana retrasó líneas para ceder parte del campo a los locales, que intentaron llegar al arco de Álvaro Montero, pero sin opciones claras para empatar. En el segundo tiempo los rojos bolivianos buscaron con más ímpetu que eficacia el arco rival sin poder llegar a inquietar demasiado a un ordenado equipo visitante.

Un centro del brasileño Serginho en el minuto 59 que no pudo conectar de lleno su compañero Alejandro Meleán y que casi se cuela en la portería colombiana fue la ocasión más clara para los bolivianos.

Sin embargo, el cubetazo de agua fría llegó dos minutos después con un gol que conquistó Castro a favor del Tolima que aterrizó de barriga al equipo aviador y enmudeció al público en el estadio Félix Capriles.

Con dos goles abajo, el entrenador del Wilstermann, el argentino Norberto Kekez, apostó a sacar del campo al defensa Álex Silva y reforzar el ataque con la inclusión de José Nuñez. Pese a ello, el Tolima mantuvo el orden en su juego y su victoria no corrió peligro en los minutos finales.

Fuente: EL Tiempo

Compra rápida
WhatsApp Contáctenos vía Whatsapp